Apoyo Local

DayOne

DayOne: Enfrentando desastres naturales

Durante un desastre, el agua potable se convierte en una rareza, y en una necesidad. La ingeniera y diseñadora Patricia Compas-Markman se dedica a abordar esta necesidad creando tecnología innovadora que le dé agua purificada a las víctimas del desastre, a soldados, o a cualquier otra persona en peligro. Como parte de Ingenieros sin Fronteras, trabajó en la creación de un sistema de tratamiento de agua para una aldea rural de Tailandia.

En 2005, un tsunami había golpeado el sur de Asia y el huracán Katrina azotó los EE.UU. "Saber que en cuestión de minutos, en cuestión de segundos pueden desaparecer tus productos básicos," Compas-Markman recuerda. "Nuestro profesor dijo que teníamos la oportunidad de trabajar en soluciones de agua y saneamiento para cambiar cómo vive la gente, prevenir enfermedades y salvar vidas."

Un año más tarde, creó el prototipo de la bolsa de agua de DayOne Response, una bolsa portátil que recoge, trata, transfiere y almacena agua. La bolsa es un cruce entre una bolsa de camello y un filtro de agua. Los usuarios recogen el agua sucia y, mediante la adición de un paquete de purificación de Procter and Gamble, ven como el agua y los sedimentos se separan antes de verter una chorro limpio e hidratante.

Después de completar el proyecto, en lugar de buscar trabajo en una empresa de ingeniería, Compas-Markman invirtió en su invento y comenzó su propio negocio, poniendo la bolsa de agua en venta. La respuesta fue abrumadora recibió elogios por parte de organismos gubernamentales, de organizaciones de socorro sin fines de lucro, los militares, y un premio de la Fundación Clinton. Women in the World y Toyota están encantados de extender este reconocimiento y llamar a Compas-Markman, la madre del invento.