Nuestra historia

Más que grandes autos y camionetas

Hemos sido parte de la vida en los Estados Unidos por más de 50 años. Y aunque nos apasiona hacer grandes autos y camionetas, nuestra historia abarca

Llegamos por primera vez a los EE.UU. en 1957, cuando abrimos un concesionario en Hollywood, California. Ese año, solo 287 clientes compraron el "Toyopet Crown," nuestro primer vehículo vendido aquí. Más de medio siglo después, nuestra historia en los Estados Unidos incluye diez plantas en los EE.UU. que producen más de un millón y cuarto de vehículos al año. Es una historia de 39,000 puestos de trabajo y compromisos de caridad por un total de más de $700 millones para apoyar la seguridad, la educación y el medio ambiente en América.

Nuestra historia se extiende también a proyectos que probablemente nunca imaginaste, como la reconstrucción del centro de visitantes en el Parque Nacional de Yellowstone, o conseguir más patentes en un solo año que cualquier otro fabricante de automóviles. O Apple. O Google. Se trata de compartir nuestros conocimientos de fabricación y gestión con organizaciones no lucrativas y socios de la comunidad en todo el país para que puedan ayudar a más gente, más rápido. Como el Proyecto St. Bernard, en New Orleans, que está reconstruyendo casas tras el huracán Katrina, y el Banco de Alimentos para la ciudad de New York.

Sabemos que lo que te mueve es personal. Es apropiado entonces que nuestra historia sea también sobre un equipo de personas que ponen a trabajar sus conocimientos y dedicación cada día por el bien de nuestras familias, nuestras comunidades y las carreteras que compartimos.