Una prueba de manejo es siempre una buena idea antes de comprar un auto, por lo que alquilar la misma marca y modelo que estás considerando pueden ayudarte a tomar la decisión final. De esta manera, puedes realizar una prueba de manejo prolongada y experimentar cómo realmente sería la vida en este auto. Pero, ¿qué exactamente debes de tomar en cuenta durante tu prueba de manejo? Por supuesto que la aceleración, la comodidad, girar y parar, - pero hacer una prueba de manejo prolongada te da más que lo básico. Échale un vistazo a estas cinco consideraciones antes de comprar un auto: 

1) ¿Cómo se adapta a tu rutina diaria? ¿Vives o manejas regularmente en caminos rocosos, pendientes empinadas, superficies que no están asfaltadas? Si es así, ¿cómo responde el auto? ¿Te sientes seguro? 

2) Si puede satisfacer las necesidades siempre cambiantes de tu familia. Del trabajo y el supermercado para la práctica de fútbol, ​​la bicicleta de montaña y los viajes a la ferretería - ¿tiene el auto la flexibilidad suficiente para las actividades diarias de tu familia? ¿Los asientos, se pliegan con facilidad? ¿Se puede remover alguno (y de ser así, qué tan simple es el proceso)? ¿Hay suficiente espacio para tu familia y tu equipo sin incomodar a nadie? Desde el asiento del conductor, ¿se puede de manera segura y razonable alcanzar las cosas que necesitas? 

3) ¿Cómo responde a una variedad de condiciones? Idealmente, se debería de probar el auto en una variedad de condiciones climáticas, pero por lo general eso no es posible. En su lugar, evalúa la forma en que responde a las condiciones actuales - y llévalo tanto a la carretera como en situaciones comunes de tráfico. Si es posible, visita las montañas y / o toma un viaje por carretera de varias horas para que experimentes por ti mismo qué tan cómodo es el auto en viajes largos, si se sobrecalienta en el tráfico y cómo responde en los tramos empinados de la carretera. 

4) Lo que los niños piensan. A pesar de que serás tú el que maneje el vehículo, los niños tendrán que viajar en él. Pregúntales si están cómodos y si tienen acceso a todo lo que necesitan mientras tienen los cinturones abrochados. 

5) ¿Qué características o mejoras necesitarías para convertirlo en el auto de tus sueños? Si el auto en alquiler está totalmente equipado, pero el modelo que estás considerando no lo está - decide si cuenta con mejoras que hagan toda la diferencia. Por el contrario, es posible que un vehículo totalmente equipado no sea el adecuado para ti - y que, si bien los "pitos y flautas" se ven bien, no las utilizarías o simplemente no valen la pena el gasto extra.